Home

¡Que alegría se llevaron Joshua, Emmanuel o Abundace cuando vieron aparecer por la puerta de su casa a los Reyes Magos junto a sus ayudantes cargados de juguetes!

El reto este año era grande, pero gracias a la Campaña“Una Sonrisa por Navidad” lo conseguimos entre todos:

Unas voluntarias se encargaron de recoger turrón para personas del barrio de Velluters, a la vez, la AAA del Colegio El Vedat y la empresa BAXTER  hicieron recogidas de juguetes nuevos que un grupo de voluntarios repartieron en domicilios de varias familias inmigrantes de origen nigeriano.

El día 6 por la tarde, la visita del Rey Gaspar hizo las delicias de los niños en la Residencia Mª Inmaculada, cientos de juguetes donados por JELLY JAMM fueron repartidos entre niños de familias inmigrantes con escasos recursos económicos.

Y por último gracias a la generosidad de Cristina trabajadora de BAXTER, varios niños de edades comprendidas entre los 6 y 9 años de la Parroquia de San Raimundo, tuvieron la oportunidad de ir y disfrutar del Circo.

Todo agradecimiento es poco para estas personas anónimas que sin ellas sería imposible hacer realidad la magia de los Reyes Magos.

Anuncios