Home

A las 16.15 h con puntualidad británica nos esperaba un grupo de intrépidos residentes de la Nostra Casa para irnos a jugar a los bolos.

Después de las presentaciones y sin perder un minuto nos fuimos andando junto a los voluntarios de Bankinter a una bolera cercana de la residencia para pasar una gran tarde haciendo una actividad completamente diferente para muchos.

Con gran pericia iban derribando los bolos del final de la pista, que gran alegría nos transmitieron a todos los que estábamos allí esa tarde, hubo partidas muy reñidas otras no tanto, pero la emoción se palpaba en el ambiente, nos tomamos un descanso y coger fuerzas con un refresco pero duró poco porque nos lo estábamos pasando tan bien que queríamos continuar.

Finalmente, después de una tarde muy dinámica, nos volvimos a la residencia tras unas emotivas despedidas nos fuimos con una gran sonrisa, porque como nos dijo Amparo, lo importante no es ganar o ser el mejor, sino participar y pasarlo bien jugando con los amigos.

Anuncios