Home

Por tercer año consecutivo tuvo lugar el pasado viernes 17 de mayo el mítico partido de fútbol disputado entre Fundación Espurna y Bankinter, una exhibición por parte de los primeros que tardarán muchos años en olvidar los afortunados que pudieron seguirlo en directo.

La F. Espurna volvió a tocar el cielo de Valencia, donde ofreció un recital de fútbol, convirtiéndose en un referente mundial de buen fútbol para conquistar su tercera Copa consecutiva, con un juego de toque y pase fue una apisonadora que no dio ninguna opción a un Bankinter venido a menos por culpa de las lesiones sufridas en los últimos encuentros y por la veteranía de algunos de sus jugadores.

Con una climatología cambiante, los chicos de Javier, conforme pasaban los minutos se iban creciendo sintiéndose mucho más cómodos en el campo de juego como así se vio en la primera advertencia que originó una jugada colectiva del equipo gandiese.

Tras la interrupción por la lluvia se reanudó el encuentro y los últimos  minutos fueron un quiero y no puedo de Bankinter. Finalmente se materializó la laboriosa victoria de la Fundación Espurna y cuando el árbitro pitó el final del partido se transformo toda la tensión en una gran alegría que desbordó a jugadores, cuerpo técnico y público.

Esta podría ser la crónica de cualquier final de liga o Champions League, pero a diferencia de los grandes equipos de fútbol, en este caso lo importante no era ganar sino participar, ser generoso con los compañeros, los rivales y lo más importante pasar una mañana agradable haciendo un deporte.

Anuncios