Home

Os dejamos otro testimonio de una voluntaria, en este caso, de Irene que nos cuenta su experiencia en el voluntariado que lleva a cabo en el Colegio Santiago Apóstol en el barrio del Cabañal.

Normalmente cuando se habla de voluntariado, la gente lo relaciona con irse en verano a un país en vías de desarrollo a colaborar con alguna ONG, y eso es algo que a mi personalmente siempre me había llamado la atención, pero cuando una amiga me propuso hacer voluntariado en Valencia a través de Cooperación Internacional ONG me pareció muy interesante porque me di cuenta de que realmente no hace falta irse tan lejos para encontrar personas a las que puedes ayudar dedicándole un poco de tu tiempo.

Después de unas reuniones para concretar los horarios, en octubre empezamos a ir dos días a la semana por las tardes al colegio Santiago Apóstol del Cabañal a colaborar en un Programa donde se les ofrece apoyo a los niños que han pasado al instituto, en su mayoría en riesgo de exclusión social, para que sigan estudiando. 

Lo que hacemos habitualmente es ayudarles en los deberes y a prepararse para los exámenes, es divertidísimo, cada día pasa algo diferente: que si he suspendido porque la profesora me tiene manía, que si tenía pensado hacer los deberes de matemáticas pero se me ha olvidado el libro en el instituto… Me lo paso muy bien, y me río mucho porque las excusas que muchas veces ponen son las mismas que hemos puesto alguna vez nosotros. Son niños que valen mucho, y se dan cuenta de que se les está dando una oportunidad que han de aprovechar y, aunque es un esfuerzo extra para ellos, vienen con ganas y dispuestos a trabajar.

La verdad es que es una experiencia muy enriquecedora, mucho más de lo que esperaba, no sabía que podía aportar tanto ni que ellos iban a significar tanto para mi.

Me ha hecho darme cuenta que dedicar unas pocas horas de mi tiempo a la gente que lo necesita puede cambiar mi forma de afrontar la vida y de plantearme cuáles son mis prioridades.

Recomiendo a todo el mundo que quiera participar en algún proyecto de este tipo que se anime y ponga su granito de arena.

 Irene Attard 

Anuncios