Home

A Lucía le tocaba volver de nuevo al colegio pero aquél no fue un lunes cualquiera. Con hambre en el estómago se dirigió al colegio donde le darían de desayunar dentro del programa de alimentación para alumnos como ella. Genial, así tendría fuerzas suficientes para mantener la atención en clase y aprender las lecciones. Pero mayor fue su alegría cuando entró en su clase: alguien había hecho que su aula estuviera nueva. ¡Qué ilusión por aprender en aquel sitio tan agradable!

Un esfuerzo que recompensa

Hace pocos días voluntarios de la empresa Astellas Pharma restauraron el aula de 2ºInfantil del Colegio Santiago Apóstol en el barrio del Cabañal de Valencia.

Los voluntarios pintaron y acondicionaron un aula con el objetivo de mejorar las condiciones de estudio de los menores en riesgo de exclusión social. Los voluntarios terminaron con caras cansadas pero orgullosas por la satisfacción de haber contribuido en la mejora de las condiciones de niños que no conocen pero de los que ahora están mucho más cerca con su servicio desinteresado.

Esta acción se enmarca dentro de las iniciativas de Voluntariado Corporativo que se promueven desde Cooperación Internacional ONG.

Pedro Bayarri
Responsable Voluntariado Área de Levante 

Anuncios